Gabriel García Márquez tomó recursos reales de la población de Sucre para crear “Crónica de una muerte anunciada”.

A los 95 años, Miguel Reyes Palencia, en quien se inspiró el Nobel de literatura Gabriel García Márquez para crear el personaje “Bayardo San Román”, de la novela “Crónica de una muerte anunciada”, falleció este viernes en la ciudad colombiana de Barranquilla.

Reyes Palencia, quien padecía problemas cardiacos y había compartido vivencias con Gabriel García Márquez, era el único personaje de las historias del escritor que aún vivía.

En la novela, que en su momento representó un acercamiento entre lo periodístico y lo narrativo, “Bayardo San Román” devolvió a sus suegros en la noche de bodas a su esposa, “Ángela Vicario”, al descubrir que no era virgen.

Gabriel García Márquez se inspiró de la población de Sucre, lugar donde vivió su niñez y adolescencia, para crear los personajes, la acción central, escenario, y circunstancias que ocurren en “Crónica de una muerte anunciada”.

En 1994, Reyes Palencia demandó al Gabriel García Márquez y a su hermano Eligio porque al hacerle protagonista en las novelas que escribieron, “Crónica de una muerte anunciada” y “La tercera muerte de Santiago Nassar”, respectivamente, dañaron su “honra y su dignidad”.

El Tribunal Superior de Barranquilla, en el norte de Colombia, falló en 2011 a favor del escritor al desestimar la demanda interpuesta en segunda instancia por Reyes.

En 2007 Reyes Palencia publicó el libro “La verdad: 50 años más tarde”, en el que narró la auténtica historia del asesinato de Cayetano Gentile, identificado como “Santiago Nasar” en la novela y quien es acusado de “deshonrar” a “Ángela Vicario”.

Fuente: playgroundmag.net